Centro de Ortodoncia . San Roque
R.P.S.90/13   |   Dra. ELOÍSA VIJANDE DÍAZ DE CORCUERA   |   EQUIPO   |   CITAS  Citas   |
Ortodoncia exclusiva Niños y Adultos - Ortodoncia Estética - Blanqueamientos
Para información y consultas 94 483 65 13 Gregorio Uzquiano, 22 – 1º D – D 48920 Portugalete (Bizkaia)
Preguntas frecuentes
Preguntas Frecuentes . Centro de Ortodoncia . San Roque
  • · Para alinear sus dientes. Si los dientes no están bien alineados, y los maxilares, ubicados en posiciones correctas que permitan una buena masticación, se pueden formar caries y enfermedades de las encías, pueden en casos más graves producirse problemas en la articulación que se manifiestan por ruidos al abrir o cerrar la boca, dolor y hasta bloqueos articuales.
  • · Por mejora de la salud dental y de la apariencia estética.
  • · Para corregir una malposición dentaria.
  • Maloclusión describe la variedad de problemas relacionados con los dientes y los maxilares. Existe una maloclusión cuando al cerrar la boca los dientes no engranan adecuadamente.
  • A. Maloclusión dentaria Malposiciones o maloclusiones pueden afectar a los dientes solamente. En ellas los dientes están apiñados, desalineados, torcidos o separados; con exceso de dientes (dientes supernumerarios) o con ausencia de ellos (agenesias), o retenidos (que no han podido salir).
  • B. Maloclusión ósea Además de los dientes pueden estar afectados los maxilares donde existe diferencia entre el tamaño o la posición de un maxilar con respecto al otro (maxilar vs. Mandíbula).
  • Dependiendo de la severidad del caso el ortodoncista determinará sobre el tratamiento ortodóncico:
    · Inicio, a qué edad comenzar
    · Tipo de aparatos necesarios
    · Duración del tratamiento
  • Clase l, Clase II y Clase III. Cada una de ellas deberá ser tratada de una manera distinta, y de ellas la más frecuente es por lo general la clase l.
  • Clase l: Se observan cuando los maxilares están bien alineados pero los dientes no engranan bien. Pueden haber dientes demasiado grandes o demasiado pequeños para los maxilares, lo cual dificultará la masticación, facilitará la aparición de caries y enfermedades de las encías (sangrado, etc.) Y a veces afecta la apariencia personal.
  • Clase II: Los que tienen los “dientes hacia alante” o protruídos. Puede ocurrir cuando el maxilar superior crece más de lo normal y se ve sobresalido o cuando la mandíbula es pequeña, o sea no ha crecido lo suficiente. En pacientes adultos, una deficiencia mandibular muy grande puede requerir cirugía.
  • Clase III: La mandíbula está más salida o protruída que el resto de la cara, pero también puede deberse a una deficiencia en el crecimiento del maxilar superior. En niños, muchos casos pueden ser tratados con relativo éxito, pero en algunos adultos se requerirá de un tratamiento combinado de ortodoncia con cirugía para su corrección adecuada.
  • Mordida cruzada: uno o más dientes, ya sea de los anteriores o de los molares, puede estar en una relación invertida con su antagonista.
  • Mordida abierta: cuando no pueden chocarse los bordes de los dientes de adelante, a pesar de que los molares si contactan. Común en hábitos de chuparse el dedo y respirar por la boca.
  • Mordida profunda: los dientes superiores cubren demasiado a los dientes inferiores, llegando en algunos casos a contactar con la encía del paladar al masticar e inhibiendo el crecimiento normal de la mandíbula en pacientes jóvenes, pudiendo causar además lesiones.
  • 1. La ortodoncia interceptiva se realiza generalmente a edad temprana, con aparatos removibles con ganchos o tornillos y resortes.
  • 2. La ortopedia maxilar u “ortopedia funcional de los maxilares” se utiliza cuando hay deficiencias de tipo esqueletal. Son aparatos por lo general un poco más complejos, la mayoría de ellos removibles, que estimulan cambios musculares y/o esqueletales, inhibiendo o estimulando el crecimiento de los maxilares. Este tipo de aparatos requiere de mucha atención profesional ya que un crecimiento mal guiado producirá una malformación de por vida.
  • 3. La ortodoncia correctiva se realiza con aparatos fijos (brackets). Cada una de ellas tiene su indicación precisa y su edad apropiada pero también se realiza en pacientes adultos.
  • Totalmente. Pueden observarse una gran cantidad de cambios en la sonrisa y en el perfil de un paciente, viéndose más joven y aumentando su autoestima.
  • · Tras colocarse los aparatos, se sentirán ligeras molestias por aproximadamente 48 a 72 horas. Pueden mitigarse con cualquier analgésico y no volverán a aparecer, hasta que sean reajustados nuevamente los aparatos.
  • · Ocasionalmente y al comienzo pueden provocar pequeñas heridas en los labios por el roce. Para ello también existen geles y colutorios específicos.
  • Unos dientes bien alineados y una adecuada mordida permiten evitar desgastes producidos por contactos prematuros, previenen la acumulación de placa bacteriana responsable de la caries y de problemas en las encías, previenen afectación en la articulación mandibular y ofrecen una bonita sonrisa.
  • · En la actualidad los brackets cerámicos (de porcelana o transparentes) de la última generación permite realizar los tratamientos de una manera estética, rápida y precisa.
  • · Los brackets linguales (pegados por detrás del diente) se utilizan únicamente en ciertos casos pues no se corrige la mordida al 100 % y provocan múltiples molestias en la lengua.
  • Rotundamente sí.
  • · Necesitarás un período de adaptación de 2 semanas, donde podrás comer, evitando los alimentos duros y dedicando un poco más de tiempo a tu higiene bucal.
  • · Hablarás sin problemas desde el primer momento ya que los correctores no interfieren en la dicción, exceptuando la ortodoncia lingual donde se precisa cierto periodo de adaptación.
  • Una vez colocados todos los aparatos las citas pueden variar desde 4 hasta 7 semanas dependiendo de la etapa del tratamiento. El uso de nuevas técnicas permite que los alambres se mantengan activados por largos períodos de tiempo evitando molestias y visitas frecuentes al ortodoncista.
  • No necesariamente. Actualmente se extraen mucho menos piezas de lo que se hacía hasta hace algunos años. Afortunadamente se han desarrollado diferentes técnicas para lograr espacio sin la necesidad de extraer algún diente.
  • La Asociación Española de Ortodoncia (AESOR), aconseja que la edad ideal para visitar al ortodoncista sea a los 6-7 años. Problemas severos de crecimiento o de apiñamiento dental pueden llegar a ser corregidos más fácilmente antes del fin de la pubertad. Es importante se realice el tratamiento en dos fases por separado y que se establezcan los problemas a corregir en cada una de ellas desde el inicio del tratamiento para evitar tratamientos largos (mas de 3 años), molestos y mucho más costosos:
  • · Fase I. Corrigiendo el problema de crecimiento o dando espacios para permitir la erupción de los dientes permanentes. Ortodoncia Interceptiva u ortodoncia Maxilar.
  • · Fase II. Terminar de corregir la dentadura. Ortodoncia Correctiva. Es importante que estas dos etapas se realicen por un Ortodoncista.
  • Por causas:
    · Genéticas o hereditarias
    · Problemas de caries severas en la dentición de leche
    · Tipo de alimentación
    · Distintos hábitos como chuparse el dedo, uso de chupete, morderse las uñas o el labio
    · Respirar por la boca o ciertos problemas respiratorios
  • El movimiento dental resulta al aplicar ligeras fuerzas al diente por medio de los distintos aparatos lo cual desencadena una remodelación del hueso y de los tejidos que rodean al diente permitiendo que este se mueva. Para que este proceso biológico suceda se requiere de tiempo, razón por la cual se ajustan los aparatos cada 3 ó 7 semanas.
  • Los elementos indispensables para todo tratamiento de ortodoncia fija son los brackets y el alambre. El alambre suministra la fuerza y el bracket se la transmite al diente.
  • Al aplicarle fuerza a un diente utilizando estos dos elementos, se genera una presión suave sobre el ligamento periodontal.
  •  
  • En el área de presión, el hueso se reabsorbe, y en el área de tensión, en el lado opuesto, el hueso se forma.
  •  
  • Cuando se cambia de alambre, cada mes, se está haciendo presión y tensión continua pero lenta para no dañar ninguna parte del diente.
  • Estas presiones estimulan las células óseas para reacomodar los dientes por medio de la remodelación del hueso.
  • Si el tratamiento de ortodoncia ha finalizado adecuadamente, en el 95% de los casos esta mejoría es permanente. Sin embargo los dientes, como cualquier otra parte de nuestro cuerpo tienden a cambiar y a adaptarse con la edad. La mayoría de los cambios faciales y dentales son permanentes a excepción de ciertos patrones de crecimiento. Un adecuado seguimiento del caso una vez concluido el tratamiento y el uso de diversos tipos de retenedores fijos o removibles, son factores importantes para evitar posibles cambios con la edad.
  • · Brackets
    · Bandas
    · Arco de alambre
    · Elásticos
    · Brackets
    · Ligaduras
    · Muelles, etc.
    · ¿Qué tipo de retenedores existen?:
  • - Retenedores fijos: La ortodoncia resultará una inversión para toda la vida; para lo que precisamos mantener los resultados obtenidos con retenedores.
    · Los retenedores linguales son arcos fijos que no se ven y van pegados por detrás de los dientes delanteros. ver detalles del caso:
    · La retención es obligada sobre todo en adultos y será de por vida, como el que lleva un empaste.
    · El mantenimiento es mínimo con una higiene adecuada y una revisión anual.
  • - Retenedores removibles: · Fáciles de manejar porque son removibles -de quitar y poner- y se usan para dormir y al ser transparentes son discretos.
    · Cómodos y sencillos de manipular
    · Fáciles de cuidar, de limpiar y de mantenimiento
    Ver detalles del caso: Se reponen cada 2 años aproximadamente
  • La única forma que tiene el ortodoncista para saber el tipo de maloclusión que puede darse es mediante el uso de los análisis radiográficos; Los avances tecnológicos de hoy con sus bajas dosis de radiación y enfocadas directamente a la zona de estudio, ayudan a que las radiografías odontológicas sean cada vez menos dañinas. Consultar en caso de embarazo. Por precaución puede solicitarse al radiólogo la colocación de un delantal de plomo para una mayor protección.
  • · Radiografías y estudios que se realizan en Ortodoncia:
  • 1. Radiografía panorámica. Ortopantomografía : Observar el grado de erupción de los dientes, la formación de las raíces, los dientes que faltan por salir, además se pueden observar: el tabique nasal, los cornetes, los cóndilos, senos maxilares, mandíbula y lesiones óseas evidentes, así como restos de dientes fracturados y muchas cosas más que a simple vista no podrían ser detectadas. Esta radiografía es utilizada de rutina para el examen de todo odontólogo.
  • 2. Radiografía lateral del cráneo, a la cual le es realizado un análisis especial donde se miden las angulaciones de los dientes, posiciones de los mismos con respecto a los maxilares y el tipo de relación esqueletal que se tiene para determinar el tipo de maloclusión.
  • 3. Radiografías periapicales: Pequeñas radiografías individuales de los dientes tomadas para observar características detalladas de alguna región en particular o pequeños detalles en algún diente en particular que no pueden ser observados en la panorámica.
  • 4. RX de la mano – muñeca, para valorar la edad ósea del paciente.
  • 5. Otros estudios
  • · Los estudios fotográficos: Ayudan a evaluar las características fisionómicas, forma, largo y ancho de la cara y de los dientes y facilita detectar asimetrías faciales de los pacientes. Así como detalles que a primera vista pudieron pasar desapercibidos. Siendo además un valioso instrumento para comparar los resultados del tratamiento.
  • · Los modelos de yeso: Un duplicado exacto de los dientes que se realiza introduciendo una pasta muy suave que endurecerá rápidamente en la boca siendo retirada con suavidad, vaciando en ella un yeso especial para hacer un modelo que permitirá al ortodoncista estudiar los dientes aunque no se esté en su consultorio. Es una copia exacta de los maxilares y sus dientes. Una vez realizados estos exámenes el ortodoncista podrá indicar el tipo de tratamiento más adecuado al problema en particular, momento de inicio, tipo de aparatos a usar, tiempo estimado de duración y presupuesto. Eventualmente el ortodoncista podrá solicitar exámenes complementarios si los considera necesarios como evaluación de vías respiratorias por parte de un médico especialista, si sospecha de problemas respiratorios, nuevas radiografías a mitad o final del tratamiento.
  • Rotundamente no porque no se conocería como están las raíces de los dientes, dónde están los dientes que faltan, si existen dientes supernumerarios (mayor cantidad de lo normal), si hay ausencias congénitas de dientes, problemas esqueletales o cualquier condicionante importante.
  • · En general se debe evitar cortar a mordiscos alimentos como la fruta o el pan; pero troceados previamente pueden tomarse sin problema.
  • · Ojo con los huesos de las aceitunas, melocotones, etc.
  • · Prohibido tomar chicles, gominolas y cosas pegajosas porque pueden despegar el aparato y prolongar el tratamiento.

 

contenidos-diseño www.luzpublicidad.com -> Centro de Ortodoncia San Roque ©2013. Todos los derechos reservados.